Cuidarte con amor: una meditación guiada || Ari Goldfield

Todas las personas necesitamos sentirnos amadas. Sentirnos amadas nos consuela, nos calma y nos ayuda a sentirnos protegidas y conectadas. Nutre nuestra capacidad para crecer y desarrollarnos física, mental y emocionalmente. Nos infunde la confianza necesaria para implicarnos en el mundo de un modo más valiente e incondicional. Y hace que nos sintamos felices y que nuestra vida tenga sentido. Todo esto es lo que el afamado psicoanalista británico del siglo XX John Bowlby llamaba la base segura que nos da el sentirnos personas amadas. Los años de investigación internacional de Bowlby lo llevaron a la conclusión de que nuestra necesidad de amor es tan fundamental como nuestra necesidad de comida, de ropa y de cobijo.

¿Cómo podemos obtener el amor que necesitamos? Es evidente que podemos dar y recibir amor en nuestras relaciones con las demás personas. Pero lo que es también importante saber es que podemos darnos amor a nosotros mismos. Ambas fuentes de amor son necesarias y, en conjunto, contribuyen a mantener nuestro equilibrio y nuestra salud.

Voy a describir aquí una forma de darte amor: una práctica de meditación para cuidarte con calidez, ternura y bondad. Puedes hacerlo durante cinco o diez minutos, o todo el tiempo que quieras. Y, si te gusta, puedes hacerlo de forma periódica. Personalmente, es mi práctica de meditación principal.

Pulsa aquí para oír la meditación guiada de Ari en español

Siéntate en un cojín de meditación o en una silla firme y cómoda. Puedes tener los ojos abiertos o cerrarlos. Haz algunas respiraciones profundas, con suavidad, llevando el aire al vientre. Permítete sentir que tu cuerpo entra en contacto con la Tierra: la sensación de los pies en el suelo, la de las nalgas y las piernas en el cojín o en la silla. Deja que esas sensaciones te hagan tomar tierra. Invita a los hombros a que se relajen, invita a la mandíbula a que se relaje, invita a la consciencia a que se relaje y se asiente. Tómate todo el tiempo que necesites en esta primera parte.

Cuando estés preparada, lleva suavemente la atención a lo que siente tu corazón. Si notas tirantez o incomodidad, no pasa nada: sigue respirando y dale a esa sensación espacio para que sea, sin tener la necesidad de intentar cambiarla. Hazlo durante varias respiraciones.

Ahora recuerda una experiencia de amor. Puede ser con una persona o con una mascota muy querida. Puede ser un recuerdo de dar amor, de recibirlo o de ambas cosas. Deja que la calidez de ese amor crezca poco a poco en tu corazón. Siente que esa calidez irradia poco a poco desde tu corazón y se propaga por todo el cuerpo. Al respirar, sigue llevando el aire al vientre y siente que la calidez de tu corazón lleno de amor toca todas las partes de tu cuerpo, como el fuego de una mañana de invierno llena tu habitación de reconfortante calor. A medida que vayas sintiendo las partes del cuerpo envueltas en una aceptación cálida y tierna, mira a ver si puedes dejar que se relajen.

Invita a las sensaciones que tengas —sea miedo, soledad, tristeza o cualquier otra cosa— a que entren en este espacio de amor, bondadoso y tierno. Invita a tus sensaciones a que disfruten del cálido resplandor del amor. Y si hay alguna parte de ti que no quiere aceptar esa invitación, no pasa nada: dale espacio, sin más, para que sea como necesita ser en este momento.

Cuando tu mente divague —como nos pasa a todas—, invita sencillamente a tu atención a que vuelva a tu recuerdo de amor, a que vuelva a la cálida sensación de amor en el corazón. Al final de la meditación, deja que la mente repose unos instantes sin ningún punto de referencia.

Espero que disfrutes de esta meditación. Si tienes alguna pregunta o comentario sobre ella, no dudes en contactar conmigo.

Texto original en inglés: «Caring for Yourself with Love: A Guided Meditation», publicado en CredibleMind el 25.11.2019.

Desde enero de 2013 traduzco del inglés al español textos sobre budismo y los publico en este blog. En septiembre de 2015 abrí mi segundo blog para traducir y publicar otros textos, incluso algunos textos propios. Mi intención es seguir haciéndolo como hasta ahora, gratuitamente. Si te ha sido útil lo que has leído y quieres invitarme a un café, puedes hacerlo aquí 🙂 ¡Gracias!

Esta entrada fue publicada en Ari Goldfield, Maestros contemporáneos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cuidarte con amor: una meditación guiada || Ari Goldfield

  1. Pingback: Cuidarte con amor: una meditación guiada || Ari Goldfield — Dharma en español – Contando Historias de Vida

  2. gemmamopu dijo:

    Gracias Berna!!!

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .