Vacío: la palabra más incomprendida del budismo || Lewis Richmond

Dag Shang Kagyu (c) Rafa TurnesEl vacío es una enseñanza central de todo el budismo, pero su verdadero significado suele malinterpretarse.[1] Si queremos adoptar adecuadamente algún día el budismo en Occidente, tenemos que ser claros sobre el vacío, pues una comprensión errónea de su significado puede inducir a confusión y ser incluso perjudicial. El maestro budista indio del siglo III Nagarjuna enseñó: «El vacío entendido erróneamente es como agarrar una serpiente venenosa por el extremo equivocado». En otras palabras: nos morderá.

El vacío no es la nada total; no significa que no existe nada de nada. Esa sería una visión nihilista contraria al sentido común. Lo que significa es que las cosas no existen del modo en que el yo que entiende supone que existen. En su libro sobre el Sutra del Corazón, el Dalai Lama llama al vacío «la verdadera naturaleza de las cosas y de los sucesos», pero en el mismo pasaje nos advierte de que debemos «evitar el malentendido de que el vacío es una realidad absoluta o una verdad independiente». En otras palabras, el vacío no es una especie de paraíso o ámbito separado de este mundo y sus aflicciones.

El Sutra del Corazón dice: «todos los fenómenos están objetivamente vacíos». No dice: «todos los fenómenos están vacíos». Esta distinción es vital. «Objetivamente» significa que tiene una existencia separada e independiente. Lo que este pasaje quiere decir es que nada de lo que vemos u oímos (o es) es autónomo; todo es una expresión provisional de un paisaje continuo, en constante cambio. Así, aunque ninguna persona o cosa individual tiene una identidad permanente y fija, todo, tomado en conjunto, es lo que Thich Nhat Hanh llama «interser». Este término abarca el aspecto positivo del vacío cuando lo vive y actúa una persona de sabiduría, con su sentido de conexión, compasión y amor. Piensen en el propio Dalai Lama y el tipo de persona que es —generoso y humilde, siempre sonriendo y riéndose— y se verá que una mera lectura intelectual del vacío no llega a su cualidad jubilosa y práctica en la vida espiritual. Así pues, el vacío tiene dos aspectos, uno negativo y el otro bastante positivo.

Ari Goldfield, maestro budista de Wisdom Sun y traductor de Estrellas de sabiduría, resume estos dos aspectos del siguiente modo:

«El primer significado de vacío se llama “vacío de esencia”, lo que significa que “los fenómenos [que experimentamos] carecen de naturaleza inherente por sí mismos”. El segundo se llama «vacío en el contexto de la naturaleza búdica», que ve el vacío como algo dotado de cualidades de la mente despierta, como la sabiduría, el gozo, la compasión, la claridad y la valentía. La realidad última es la unión de los dos vacíos.»

Teniendo en cuenta todo esto, me gustaría destacar tres equívocos habituales sobre el vacío: el emocional, el ético y el meditativo.

El equívoco emocional

Cuando decimos «me siento vacío», queremos decir que nos sentimos tristes o deprimidos. Desde el punto de vista emocional, vacío no es una palabra afortunada en inglés,[2] y no importa las veces que nos recordemos que el vacío budista no significa soledad o separación, la tendencia emocional contraria persiste. He buscado en diversos momentos otra traducción para el sánscrito sunyata: he probado plenitud, espaciosidad, conexión e infinito, pero como señala Ari Goldfield, vacío es la traducción más exacta. Vacío es también el término que usaba mi propio maestro, Shunryu Suzuki, aunque normalmente añadía un contexto. En una ocasión, hablando del vacío, dijo: «No quiero decir nada. Hay algo, pero ese algo es algo que siempre está dispuesto a adoptar alguna forma concreta.» En otra ocasión, hablando del matiz emocional de vacío, dijo: «El vacío es como estar en el regazo de tu madre y ella va a cuidar de ti.»

El equívoco ético

Algunos estudiantes budistas racionalizan o excusan la mala conducta de su maestro alegando que, gracias a su comprensión del vacío, el maestro está exento de cumplir las normas de conducta habituales. Un estudiante dijo: «Roshi vive en el absoluto, así que no se puede juzgar su conducta con las normas ordinarias». Aunque es cierto que los maestros budistas usan a veces métodos poco comunes para despertar a sus alumnos, su motivación debe proceder de la compasión, no del egoísmo. Ninguna conducta que cause daño es aceptable para un practicante budista, sea maestro o no.

El equívoco meditativo

Algunos estudiantes budistas creen que un estado meditativo en el que no hay pensamientos ni actividad es la realización del vacío. Este estado está bien descrito en los textos budistas sobre meditación y recibe el mismo tratamiento que todos los estados mentales: temporalmente, y no en última instancia, favorable a la liberación. De hecho, el vacío no es ningún estado mental, sino, como dice el Dalai Lama, sencillamente «la verdadera naturaleza de las cosas y los sucesos». Esto incluye la mente. Con independencia de si la mente del meditador está llena o vacía de pensamientos, esta verdadera naturaleza sigue estando allí.

Conclusión

Por último, puesto que el vacío parece tan difícil de entender, ¿por qué lo enseñó el Buda? Debido a su profunda comprensión de la razón por la que sufrimos. Sufrimos a la larga porque perseguimos cosas creyendo que son fijas, sólidas, reales y susceptibles de ser poseídas por el yo. Sólo cuando logremos ver a través de este espejismo y abrirnos, en palabras de Ari Goldfield, «a la realidad del flujo y la fluidez que en última instancia es inasible e inconcebible» podremos relajarnos dentro de la claridad, la compasión y la valentía. Ese noble objetivo es lo que hace que el esfuerzo por comprender el vacío merezca la pena.

Texto original en inglés: Emptiness: The Most Misunderstood Word in Buddhism.

[1] N. de la T.: Aunque en algunos textos en español se viene utilizando la palabra vacuidad, esta traductora considera que vacío es un término más preciso y claro.

[2] N. de la T.: Tampoco su traducción al español.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ari Goldfield, Maestros contemporáneos, Otros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s