Permanecer compasivos || Pema Chödrön

Dag Shang Kagyu (c) Rafa TurnesUna pregunta que me intriga desde hace años es cómo podemos comenzar exactamente donde estamos, con todos nuestros enredos, y aun así desarrollar una aceptación incondicional de nosotros mismos en lugar de culpa o depresión.

Uno de los métodos más eficaces que he encontrado es la práctica de permanecer compasivo. Es una forma de aportar calidez a los sentimientos no deseados, un método directo para aceptar nuestra experiencia en lugar de rechazarla. Así que la próxima vez que os deis cuenta de que estáis enganchados, podéis experimentar con este método.

Contactando con la experiencia de estar enganchados, inspiramos, dejando entrar totalmente la sensación y abriéndonos a ella. La inspiración puede ser profunda y relajada: cualquier cosa que nos ayude a permitir que la sensación esté ahí, que nos ayude a no expulsarla. Después, quedándonos con el impulso y la crispación que nos producen sensaciones como el ansia o la agresión, mientras exhalamos, nos relajamos y damos espacio a la sensación. La exhalación no es una forma de quitarnos la incomodidad de encima, sino de airearla o aflojar la tensión que la rodea, de hacernos conscientes del espacio en el que se produce esa incomodidad.

La práctica nos ayuda a desarrollar maitri porque tocamos a propósito las partes de nosotros mismos de las que no estamos orgullosos (ya se ha definido el maitri como «amistad incondicional hacia uno mismo»). Tocamos sensaciones que creemos que no deberíamos tener: sensaciones de fracaso, de vergüenza, de rabia asesina; todas esas sensaciones políticamente incorrectas como los prejuicios raciales, el desprecio que sentimos hacia personas que consideramos feas o inferiores, las adicciones sexuales y las fobias. Contactamos con lo que estamos experimentando, sea lo que sea, y vamos más allá del «me gusta» o «no me gusta» inspirándolo y abriendo. Después exhalamos y nos relajamos. Continuamos unos momentos, o todo el tiempo que queramos, sincronizándolo con la respiración. Este proceso tiene una cualidad de inclinarse hacia dentro. Inspirar e ir hacia dentro es casi lo mismo. Tocamos la experiencia, sintiéndola en el cuerpo si eso nos ayuda, y la inspiramos.

En este proceso transmutamos una energía difícil, reactiva, de rechazo en calidez y apertura básicas. Suena drástico, pero en realidad es algo muy simple y directo. Lo único que hacemos es inspirar y experimentar lo que ocurre, y luego exhalamos mientras seguimos experimentando lo que ocurre. Es una forma de trabajar con nuestra negatividad que comprende que el problema no es la energía negativa en sí. La confusión sólo comienza cuando no podemos permanecer con la intensidad de la energía y nos escindimos. Estar presentes con nuestra propia energía permite que esta siga fluyendo y que circule. Permanecer con nuestra propia energía es la máxima expresión de no agresión, de maitri.

Pema Chödrön, ”Unlimited Friendliness”, en Taking The Leap: Freeing Ourselves from Old Habits and Fears (hay una traducción al español de Meritxell Castellá, Libérate: Abandona tus temores y descubre el poder del ahora (El Viaje Interior), Ediciones Oniro)

Texto original en inglés.

Esta entrada fue publicada en Maestros contemporáneos, Pema Chödrön y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s