Dzongsar Jamyang Khyentse Rinpoché sobre la FIFA

Dzongsar Jamyang Khyentse Rinpoché en el Taj Mahal

Dzongsar Jamyang Khyentse Rinpoché en el Taj Mahal

Puesto que todo el mundo ha sido ya conquistado y colonizado, los dominadores del mundo no pueden seguir colonizando, pero aún tienen el orgullo y el hábito que les impulsó.

Ahora tienen que ver cómo Estados Unidos —un niño inculto, arrogante e inmaduro— se hace cargo básicamente del mundo en todos los sentidos. Y en el otro lado está Extremo Oriente. Es angustiosamente increíble para la mentalidad europea que esté ganando la eficiente China. Europa está tan acostumbrada a dominar y colonizar que no puede abandonar ese hábito.

Así pues, el último vestigio que queda de su hábito de conquista es la FIFA. No es de extrañar que una de las organizaciones sin fines de lucro más corruptas tenga mil millones de dólares en el banco como «reserva».

¿Se ha preguntado alguien por qué la FIFA concedió ávidamente la sede del Mundial 2022 a la pequeña nación de Qatar, a pesar de los problemas del clima y de las violaciones de derechos humanos? Hace apenas algunos Mundiales, la FIFA convirtió Corea y Japón en sedes conjuntas del Mundial, cuando cualquiera de los dos podría haberlo sido de forma competente en solitario. Pero los japoneses no querían inclinar la cabeza ante la corrupción. Ahora se la dan a uno de los países más corruptos, Qatar.

Luego está el estimado dirigente de la FIFA Sepp Blatter, que por detestable que sea, no es más que un chivo expiatorio. Blatter está haciendo exactamente lo que quieren los europeos. De las 32 selecciones clasificadas, 13 son de la zona europea y sólo se permitió entrar a 16 de la zona sudamericana y a cuatro de África, cuando en realidad hay tantos más sudamericanos y africanos que juegan mucho mejor que muchos europeos. Grecia e Inglaterra ni siquiera deberían haber entrado en la fase final del campeonato.

Mucha gente habló del éxito de Costa Rica con sorpresa. Fue una sorpresa porque la gente espera que gane Europa y que todos estos paisitos tengan que apretujarse en un rincón.

Antes de que suene el himno nacional en cada partido hay un mensaje sobre el juego limpio. Si algo es este Mundial, es la personificación del juego sucio. Por ejemplo, Luis Suárez muerde a un italiano. Se le expulsa con pruebas de vídeo. Y al mismo día siguiente Robben, el farsante más famoso del mundo, reconoció que se había tirado en plancha y la FIFA se negó a tomar ninguna medida. ¿Dónde está el juego limpio?

Piensen en esto: ¿cuántos jugadores han mordido a alguien alguna vez? Pero hay muchas probabilidades de que no castigar a gente como Robben, incluso dejándole ganar el Mundial, fomente su estilo de conducta antideportiva. Los mexicanos están eliminados en parte porque jugaron limpio. Hasta el último minuto final, no cayeron en la tentación de fingir lesiones. Siguieron jugando. Si la FIFA quiere fomentar realmente este deporte, estas son las cosas a las que deberían prestar atención.

Quizá la carne italiana sea tan sagrada que las bocas uruguayas destruyeron la santurronería de la santa Italia; si no es así, no veo dónde está el juego limpio.

Pero esto es lo que siempre hace Europa. Si una infracción es tosca, se castiga; pero si la infracción es estilizada y se ejecuta con habilidad, como la delincuencia empresarial, no se castiga.

 

Dzongsar Jamyang Khyentse

Texto original en inglés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DJKR, Maestros contemporáneos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s