Donar los órganos. Generosidad moderna || Khenpo Tsültrim Gyamtso

Hoy día, gracias a todos los avances de la ciencia, disponemos de otras formas de generosidad. Por ejemplo, podemos dar sangre. También podemos donar los órganos a quienes tienen un corazón enfermo, han perdido un riñón o tienen los pulmones enfermos. Podemos incluso dar los ojos. Estas son formas modernas de practicar la generosidad.

Algunas personas han expresado preocupación sobre la donación de órganos porque el Vajrayana enseña que no se debe mover el cuerpo inmediatamente después de la muerte. Sin embargo, no tenéis que preocuparos por esto.

Mientras morís, vuestras seis conciencias se repliegan en el interior. Si estáis haciendo una práctica con el yídam, pasaréis de la etapa de generación a la de disolución. En ese momento, descansaréis dentro, sin ningún foco o referente conceptual. Si antes de eso habéis hecho la aspiración de dar partes de vuestro cuerpo para beneficiar a otros, la donación de vuestros órganos estará en total armonía con vuestra práctica y no será un problema. No os hará daño.

Khenpo Tsültrim Gyamtso Rinpoché, charla pública núm. 1 (transcripción inédita), 14 de agosto de 1999, Karmê Chöling, p. 10.

Traducción del tibetano al inglés de Michele Martin (ligeramente editado para la Cita semanal).

Original en inglés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en KTGR, Maestros contemporáneos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s